Saltar al contenido
 ESPACIO DEL GATO

Enfermedades de los gatos (parte 1)

Enfermedades de los gatos     (parte 1)

Los gatos que viven en casas/pisos junto con humanos, suelen tener una esperanza de vida mucho más larga que la de los gatos callejeros, pero, ¿ sabías que nuestros queridos felinos también pueden coger enfermedades aun estando en casa tranquilos? A continuación os dejo la primera parte de una serie de entradas sobre las enfermedades de los gatos:

ENFERMEDADES SANGUÍNEAS Y GLANDULARES

ANEMIA

Esto, más que una enfermedad, es una problemática subyacente en la que están reducidos la cantidad de glóbulos rojos circulares y/o cantidad de hemoglobina y la cantidad de oxígeno que lleva la sangre. Las causas de la anemia en gatos son las siguientes:

  • producción baja de glóbulos rojos debida a envenenamiento, enfermedad crónica del riñón o leucemia felina.
  • Pérdida de sangre, que puede ser causada por diferentes motivos como: herida interna o externa, una úlcera, tumor sangrante, intoxicación por raticida o una infección crónica de parásitos.
  • Destrucción de glóbulos rojos debida a una anemia felina infecciosa.

Síntomas: letargo, pérdida apetito,desaliento y membranas de los ojos y la boca   pálidas.

Tratamiento: Dependerá de la causa de la anemia, consulta a tu veterinario para confirmar el diagnóstico.

 VIRUS LEUCEMIA FELINA


 Este virus aparece en el sistema inmunológico de los gatos, bajando su resistencia a otras infecciones. Es contagioso y se propaga a través de la saliva o la sangre de los gatos. generalmente cuando se pelean, copulan o se acicalan mutuamente.

El gato joven es más susceptible a la infección. El periodo de incubación puede llegar a ser de 3 años. Algunos gatos que contraen el virus desarrollan inmunidad y un pequeño porcentaje se convierte en portadores asintomáticos. Los mas desafortunados desarrollan los síntomas de la leucemia felina.

Síntomas:  pérdida de apetito y peso,anemia, fiebre intermitente, dificultades para respirar y ganglios linfáticos agrandados. En algunos casos se pueden desarrollar tumores malignos.

Tratamiento: No hay cura para el virus de leucemia felina. Existe una vacuna muy efectiva para este virus pero es aconsejable realizar primero un análisis de sangre para ver si el gato ya esta infectado.

 

VIRUS INMUNODEFICIENCIA FELINA


El virus de la inmunodeficiencia felina es parecido al VIH, la causa del SIDA en los humanos. En este caso el virus solo afecta a los gatos y no se transmite a las personas. Se transmite principalmente por heridas de mordeduras, es mas común en los gatos que en las gatas y sobretodo en gatos callejeros.Como en anterior virus,ataca al sistema inmunitario.

Síntomas: perdida de peso, pérdida de apetito, anemia, fiebre intermitente y dificultades respiratorias. Muchos gatos pueden permanecer saludables durante años antes que aparezcan las primeras infecciones.

Tratamiento: cualquier gato que sufra de infecciones de forma constante, se le debería hacer un análisis de sangre para comprobar si tiene el virus de la inmunodeficiencia felina. No existe vacuna ni tampoco cura.Los tratamientos actuales son puramente paliativos. 

bright red cat sweetly sleeping on the couch, the cat fell ill

ANEMIA INFECCIOSA FELINA


Enfermedad provocada por un parásito infeccioso en la sangre que daña los glóbulos rojos del gato causandole una anemia grave. La creencia es que se transmite a través de insectos que succionan sangre como las garrapatas,pulgas o mosquitos.

síntomas: pérdida de peso, encías pálidas y letargo.

Tratamiento:antibióticos, suplementos de hierro y en casos graves transfusiones de sangre.


HIPERTIROIDISMO


Esta condición es común en los gatos mayores debido a una glándula tiroides excesivamente activa. Esta enfermedad somete al corazón y riñones a un gran esfuerzo, lo cual a largo plazo puede ser mortal.

Síntomas: Imperceptibles al principio, pero pasado un tiempo destacan un aumento del apetito y la sed, hiperactividad, pérdida de peso, pelaje opaco y taquicardias. 

Tratamiento: El diagnóstico se realiza a través de un análisis de sangre o palpando la glándula en el cogote. A través de la cirugía el tamaño de la glándula agrandada puede reducirse, pero la condición puede volver a aparecer en pocos años. Si el gato es demasiado mayor para afrontar la operación, se le pueden administrar drogas para reducir la producción de hormona tiroidea. Algunos gatos responden bien con tratamientos homeopáticos.

Y hasta aquí la primera parte de enfermedades de los gatos.Este post es meramente informativo y si tienes dudas lo mas recomendable es llevar al gato al veterinario. En breves continuaré con la seguna parte. 

 FUENTES:  Mi gato. Una guía práctica para el cuidado de tu gato. De Angela Gair.

Sígueme en:
FACEBOOK
Pinterest

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
FACEBOOK
Pinterest